Todos los matrimonios necesitan ayuda. Quizás el suyo, luego de algunos meses o años de matrimonio necesite un poco de ayuda en estos momentos. O quizás su relación este muy estable en estos momentos sin Una buena y abierta comunicación es la mayor necesidad en el matrimonio. Nada es mas fácil que el hablar; nada es mas difícil que el comunicarse. El usar palabras correctamente y apropiadamente es una parte importante de la comunicación, pero mucho mas importante es que los dos esposo y esposa tengan la voluntad de comunicarse en maneras que resulten en profunda honestidad y franqueza.

El gran encubrimiento

La comunicación efectiva comienza con el descubrimiento de la transparencia. Transparencia en el matrimonio esta descrita en el libro de Génesis antes de la caída: “Y estaban ambos desnudos, Adán y su mujer, y no se avergonzaban” (Génesis 2:25).

Adán y Eva estaban sin ningún disfraz o cubriéndose, sin ninguna máscara. Estaban descubiertos físicamente y no se ocultaron emocionalmente. Antes de la caída, Adán y Eva eran una imagen de la verdadera transparencia, del ser real, abiertos el uno con el otro y sin miedo al rechazo.

Pero después de la caída, leemos lo siguiente: “Entonces fueron abiertos los ojos de ambos, y conocieron que estaban desnudos; entonces cosieron hojas de higuera, y se hicieron delantales” (Génesis 3:7) Esos delantales hechos con las famosas hojas de higos solo fueron una parte de la manera en que se ocultaron mutuamente. El pecado introdujo mucho mas que la modestia. También trajo el engaño, las mentiras, las trampas, las verdades a medias, la manipulación, la distorsión, el odio, la envidia, los celos, el control y muchas cosas mas que nos causan el tener una mascara puesta.

Muchas personas gastan la mayoría de su tiempo y energía construyendo fachadas para esconderse de sus inseguridades. Tienen miedo de que si alguien descubre como realmente son, serán rechazados. En particular, para muchos hombres, la comunicación  profunda y honesta puede ser muy amenazante. Muchas parejas de casados tienen miedo de ser honestos el uno con el otro.

Sin embargo, las Escrituras hacen un énfasis en el ser abiertos y vulnerables. Pablo fue un modelo de transparencia cuando escribió a los Corintios, de los cuales muchos no eran sus admiradores: “Porque por la mucha tribulación y angustia del corazón os escribí con muchas lágrimas, no para que fueseis contristados, sino para que supieseis cuán grande es el amor que os tengo” (2 Corintios 2:4). Pablo no tuvo de miedo de llorar o decir, “Los amo.” Jesús lloró por la muerte de Lázaro (Juan 11:35) y lamentó el rechazo de los corazones endurecidos de Jerusalén hacia Él (San Lucas 13:34).

Al mismo tiempo, las Escrituras nos advierten acerca del ser demasiado abiertos y honestos. Salomón escribió, “En las muchas palabras no falta pecado; Mas el que refrena sus labios es prudente” (Proverbios 10:19). Este famoso dicho acerca de las palabras no es verdad: “Palos y piedras pueden romper mis huesos, pero las palabras no pueden herirme.” Palabras pueden hacer daño, y mucho. Cortan, desgarran y hieren. Como también dijo Salomón, “Hay hombres cuyas palabras son como golpes de espada; Mas la lengua de los sabios es medicina” (Proverbios 12:18). Si usted es un esposo o esposa que usa palabras hirientes, entonces usted hará bien en “controlar su lengua.”

Muchas parejas podrían mejorar sus relaciones si los dos usaran palabras gentiles y llenas de aliento. En el matrimonio, las parejas necesitan reafirmarse mutuamente con frecuencia.

Aprendiendo a ser mas abiertos

La Biblia anima a una comunicación más profunda, pero advierte contra su uso de manera imprudente. ¿Cómo pude saber la diferencia entre lo apropiado e inapropiado?

La comunicación profunda a la mayoría de nosotros nos toma mucho tiempo alcanzarla. Puede que usted o su cónyuge vengan de una familia en donde la comunicación abierta era tabú o inclusive castigada. Puede tomar muchos años para llegar a ese nivel profundo y satisfactorio de transparencia, pero cada pareja debe dirigirse en la dirección correcta.

Al igual que usted hace cuando aprende y pule la mayoría de sus habilidades, con la comunicación usted comienza desde un nivel fácil y trabaja hacia su meta de ser un experto.

Niveles de comunicación 5 y 4

El quinto, o nivel mas bajo de comunicación es cuando se cae en las conversaciones repetitivas, en donde no se comparte nada substantivo con la otra persona: “¿Hola que tal, cómo estas? ¿Hace calor, no? Que tengas buen día.”

Avanzando un poco en la escala, el nivel cuarto de conversación consiste en hablar de los hechos. Usted comparte un poco de lo que sabe. Usted no expone nada personal y esta contento con simplemente hablar de lo que hizo este o lo que dijo aquel.

Niveles de comunicación 3 y 2

En el nivel tres, usted comparte sus opiniones, sus ideas y como juzga diferentes cosas de la vida. Usted finalmente comienza a salir de su cueva y revela un poco de quien realmente es. Usted observa cuidadosamente a la otra persona, y cuando detecta un mínimo rechazo o que lo están cuestionando usted se retracta.

El intercambio emocional, el expresar lo que siente es el comienzo del nivel dos. Aquí usted debe tener cuidado de evitar hacerle daño a su esposo o esposa. Pero muchos matrimonios están tan necesitados de compartir sentimientos que deben tomarse el riesgo. Si no puede compartir sentimientos con su pareja, su matrimonio esta en un plano superficial. Usted no crecerá ni tampoco su pareja.

Nivel de comunicación 1

El nivel tope de comunicación es la transparencia, el ser completamente abierto con la otra persona. La transparencia significa el compartir el verdadero usted desde lo mas profundo del corazón. El nivel uno de comunicación requiere un profundo nivel de confianza, compromiso y amistad.

Este nivel de transparencia es reservado para su esposa o esposo y quizás para algunas otras personas quienes están muy cerca a usted. El ser transparente con muchas personas puede ser peligroso. Por ejemplo, el compartir mucho de cosas personales con alguien del sexo opuesto podría llevarlo a cometer una infidelidad.

Cuando los matrimonios llegan a un nivel de transparencia, entonces es cuando verdaderamente se es una sola carne. Aquí es cuando llegamos a decirle al otro, “Oye, te noto molesto/a. ¿Hay algo que te molesta?

Y la otra persona puede responder, “La verdad tienes razón. Quizás lo que me tiene mal es lo que me dijo mi jefe ayer en el trabajo”

Llegar a este nivel tan significativo de comunicación no es nada fácil, pero las recompensas superan con creces el costo. Todos anhelamos profundamente el ser escuchados y comprendidos. El lugar mas natural para que esto ocurra es en el puerto seguro de un matrimonio sano. Ese puerto “seguro” puede ser creado y mantenido únicamente por una pareja realmente comprometida el uno con el otro. En su raíz, el amor es un compromiso. En el matrimonio, es un pacto. En la primera de Juan 4:18 representa el compromiso que trae la libertad: “El amor perfecto echa fuera el temor.”

 


© Adaptado con permiso de Staying Close (Manteniéndonos cerca), por Dennis y Bárbara Rainey, 1989, Thomas Nelson Publishers. Todos los derechos reservados.

Volver arriba